¿Que un adolescente prepare el desayuno familiar?

Fotografía de un desayuno de huevo, vienesa,, jugo, té

No tengo hijos/as adolescente, pero fui una y tuve 3 hermanos que pasaron por la adolescencia (yo como hermana mayor). ¿Motivación para ayudar en las labores del hogar?…mmm, ¿qué adolescente muestra ese tipo de motivación?. Habrán algunos que sí, obvio, pero la etapa de la adolescencia se caracteriza por la búsqueda incansable de la conquista por la autonomía (Montañés et al., 2008). El querer afirmarse a sí mismos como individuos independientes de sus padres es natural y saludable. Existe un impulso a desafiar las opiniones y decisiones parentales, dado que el/la adolescente ya no sólo percibe a la familia tal y como es, sino que también cómo podría ser. Esto, explicado por Piaget, como el paso de pensamiento operacional concreto al pensamiento operacional formal. En esta etapa se desarrolla el pensamiento lógico ordenado con una habilidad más desarrollada para generalizar el aprendizaje (llevar causa-efecto a otros objetos o situaciones).

Entonces, ¿cómo motivo a un adolescente en general?. No hay receta ni es evidente a primera vista. Sin embargo, he experimentado y tengo la convicción de que generar relaciones de encuentro (y no de control), entendiendo el contexto social del adolescente (porque así lo vivencié con mis estudiantes adolescentes, durante 4 años que ejercí como profesora en un colegio vulnerable de Puente Alto, Chile), permite que la autonomía que comienza a aparecer y la interdependencia con sus padres (o tutores) es posible de llevar y son rasgos de un crecimiento normal. Como lo dijo Vigostky, es en la etapa de la adolescencia cuando la influencia que ejerce el medio sobre el desarrollo del pensamiento cobras mayor importancia (Cano, 2007).

Así, deduje que si aprovechamos esta búsqueda por la autonomía y generamos estrategias para que el/la adolescente comience a tomar sus propias decisiones, podremos facilitar el aprendizaje socioemocional, fortalecer los vínculos y, de pasada, desarrollar otros aprendizajes, como los de pensamiento científico (obvio, eso es una de mis principales metas).

Sé de Gamificación, conozco algunos-varios juegos y soy científica (eso supone que me manejo en las habilidades de pensamiento científico)…entonces me falta elegir una actividad del hogar para que un adolescente la realice. ¿Qué mejor que preparar el desayuno?. Se levanta temprano, se prepara su propia comida, apoya en esa labor por lo menos una vez a la semana y se entretiene jugando y demostrando que puede preparar un desayuno rico.

¡A planificar! ¿Cómo gamifico?. Cuando leí a Pepe Pedraz, un bloguero español que recomiendo a mil revisar (https://www.alaluzdeunabombilla.com), me quedó bien clarísimo qué elementos tomar de los juegos cuando quiero gamificar. Entonces, a mi planificación agregué dinámica competitiva, recompensas y tiempos restringidos, porque así me aseguro de que el/la adolescente se mueva y accione su corporalidad (tema demasiado relevante y que sí o sí abordaré en otro post con profundidad) para ganar, pero sobre todo para demostrar que sí puede y que es un ser autónomo e independiente.

La actividad detallada está disponible en el taller gratuito que estoy dictando en Observatorio del Juego llamado “Ciencias Naturales desde el Hogar: Jugando aprendo”. Con esta actividad es posible reforzar contenidos de Química (estado físico, componentes de una solución, soluto, solvente, concentración de una disolución, para mayor detalle de los contenidos curriculares de la Asignatura en Chile revisar https://www.curriculumnacional.cl/614/w3-propertyvalue-148485.html). Pero aún más relevante, es que con las mecánicas, las dinámicas y los componentes de juego elegidos, se pretende desarrollar habilidades de pensamiento científico como la Observación, Planificación de diseños experimentales, Organización de datos, Análisis y explicación de resultados, Autorregulación, Comunicación efectiva, Pensamiento crítico y Autonomía. ¿Cómo se lograría esto? Escríbeme, coméntame, compárteme. Te responderé y apoyaré en lo que necesites.

¿Se te antoja una taza de leche y tostadas con huevo revuelto?

Referencias.

Cano, A. (2007) Cognición en el adolescente según Piaget y Vigotsky ¿Dos caras de la misma moneda?. Bol.-Acad.Paul.Psicol. (27) 2.

Montañés et al. (2008). Influencia del contexto familiar en las conductas adolescentes. Ensayos, (17), 391-407.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *